La morera negra del castillo de Olite

El sol débil del atardecer arrojaba saetas de luz dorada desde las almenas del castillo de Olite, que iluminaron la plaza mayor y los patios del palacio como si se derramara oro derretido. Un castillo que no supo conservar su rey ni su ejército; tan solo una morera y su sombra. La misma sombra bajo la que se cobijaron los últimos reyes de Navarra. (Germatore)

Desde El Navarrincón nos proponen una vistita a la morera del Castillo de Olite, una visita indispensable para disfrute de niños y mayores, ya que este castillo fue uno de los mas lujosos de Europa. Un lugar en el que no resulta difícil trasladarse a la edad media y donde además podremos contemplar uno de los monumentos naturales de Navarra, una morera que tiene más de 500 años.

Llegando a Olite podemos acceder al castillo y una vez dentro podremos contemplar una parte del castillo gratuita, pero para ver la morera es necesario pasar por taquilla y entrar dentro del castillo.

Se trata de una vieja morera negra situada en el patio del Castillo de Olite.

En otros tiempos el castillo tuvo amplios jardines en los que se cultivaban naranjos, limoneros, moreras y otras especies. Estos tres frutales se trajeron desde Valencia, remontando el Ebro y el Aragón. La morera declarada Monumento Natural podría ser una de aquellas. Algunos historiadores le atribuyen cinco siglos de existencia, aunque no se ha podido confirmar.

Esta vieja morera cuenta con un diámetro en la base de 1,22 m. y una altura: 9 m.  La proyección de la copa es de 7,50 X 6 m.

El ejemplar fue declarado en 1991 Monumento Natural por su porte, dimensiones e historia, está muy delicado y desestructurado, por lo que ha requerido trabajos variados para garantizar su pervivencia.

Una bonita excursión para realizar cualquier día que queramos retroceder unos cientos de años.

Basado en El Navarrincón dode podrás ver más fotos

Anuncios