Etiquetas

,

Calderos en los fosos del castillo para festejar el segundo día de ferias en Marcilla

La cuadrilla Los Rebeldes, elaborando un caldero en el foso del castillo de Marcilla.

La cuadrilla Los Rebeldes, elaborando un caldero en el foso del castillo de Marcilla. (A. Izko)

Tras la vorágine de la Feria del Caballo, en la que se dieron cita unas 9.000 personas, Marcilla vivió el día 13 un día mucho más tranquilo reservado para los de casa. La jornada comenzó de la mano de una degustación de migas en la plaza que hizo las delicias de los presentes.

Una decena de cocineros, entre los que se encontraban los vecinos conocidos por los sobrenombres de Pato, Manili, Monchón, Chato o El Cosco, se afanaron durante algo más de dos horas en elaborar 18 calderos de este manjar pastoril elaborado a base de “manteca, ajo, agua, sal y pan viejo, panceta y longaniza”, explicaron los chef.

Pero el segundo día de ferias de Marcilla dio para mucho más, y es que el Consistorio reinauguró el frontón viejo de la localidad con un partido de pelota que enfrentó a las parejas formadas por Asteazu-Lobato V y Plaza-Lobato VI, todos ellos pertenecientes a la Escuela de Pelota de La Rioja.

Según explicó el concejal de Cultura, Martín Fuentes, el Ayuntamiento tomó la determinación de arreglar este frontón porque era en el que solían jugar tradicionalmente los chavales del pueblo. “Nos daba mucha pena que se deteriorase porque aquí hemos jugado todos de críos por eso hemos levantado el suelo para ponerlo nuevo, hemos arreglado las paredes y se ha pintado entero”, indicó el edil.

Desde que se finalizó la obra, allá por agosto, muchos jóvenes han vuelto a llenar su cancha “y eso hacía mucho tiempo que no se veía”, confiesa Fuentes.

Calderos en los fosos del Castillo

Pero el plato fuerte de la jornada fue el vigésimo primer Concurso de Calderos, organizado por la peña El Quiebro, en que se inscribieron 37 peñas.

En esta ocasión, el primer premio, dotado con 130 euros, fue a parar a manos de la peña La Pachanga; en segunda posición quedó la peña El Encierro, que obtuvo un cheque por valor de 120 euros; y la peña Sifón quedó en tercera posición, ganando así 90 euros.En la categoría chiqui, por su parte, el primer premio recayó en la peña Los Calaveras.

La organización obsequió a todos los participantes haciéndoles entrega de unas chapas conmemorativas del concurso así como de unas pinzas muy útiles para cocinar.

Leído en: http://www.noticiasdenavarra.com/

Anuncios