Etiquetas

,

La Presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, participó ayer en los actos de inauguración de la rehabilitación de la torre medieval de Olcoz, situada en el concejo del mismo nombre, en Biurrun-Olcoz.

Se trata de una torre de linaje de los siglos XIV y XV, declarada Bien de Interés Cultural, de planta cuadrada. La intervención ha posibilitado la recuperación de este edificio, su equipamiento para acoger dependencias del concejo y la creación de espacios de uso público.

La Presidenta Barcina ha estado acompañada en el acto por el vicepresidente segundo y consejero de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales, Juan Luis Sánchez de Munáin, con quien ha asistido a la inauguración de la exposición permanente ‘Eunate-Olcoz: renacimiento del siglo XII en el Reino de Navarra’. También han estado presentes la delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba, y Pablo Labiano Jáuregui, presidente del concejo de Olcoz y alcalde de Biurrun-Olcoz.

La rehabilitación ha requerido una inversión total de 635.650 euros. El Gobierno de Navarra ha contribuido con 165.700 euros, 86.166 euros de ellos aportados por el Departamento de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales y 79.522 euros por el Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, dentro del Plan de Inversiones Locales, ya que la citada torre va a acoger las dependencias del concejo. El Ministerio de Fomento, a través del 1% Cultural, ha aportado 464.300 euros.

Adicionalmente, el Gobierno de Navarra ha contribuido con 52.059 euros al equipamiento del museo que acoge el edificio (aportados por el Departamento de Desarrollo Rural, con 28.000 euros procedentes de fondos FEADER); 10.440 euros para la redacción del proyecto arquitectónico; y cerca de 3.000 euros para el levantamiento de planos de la torre.

La inversión total en las obras de rehabilitación ha sido de de 635.650 euros.

Torre de linaje para dependencias del concejo

La torre conserva saeteras y modillones del antiguo matacán. Fue adquirida por el concejo para ubicar en ella sus dependencias. En los años precedentes se había realizado el levantamiento de planos y estudio del edificio y un proyecto de restauración.

El proyecto ha destinado la planta baja para los servicios generales del edificio (vestíbulo de acceso, control y recepción, aseos, cuarto de instalaciones y de limpieza), planteando para las otras tres plantas una distribución diáfana donde poder ubicar de modo versátil los usos planteados por el concejo.

La intervención ha consistido en la recuperación de los forjados de las plantas del edificio con estructura de madera y en su ubicación original. La cubierta es plana transitable con pavimento fijo de piedra natural, con estructura mediante forjado de madera. La cubierta desagua sobre las cuatro gárgolas existentes en cada esquina.

Asimismo, se ha instalado un sistema de comunicación vertical mediante escalera y ascensor. La escalera se ubica en una de las esquinas, a la izquierda del acceso, en donde se mantienen las trazas de la escalera original. Ambos elementos se tratan como muebles arquitectónicos, empleando estructuras ligeras para enfatizar los gruesos muros de mampostería y permitir la lectura del espacio de cada planta de un modo global.

También se ha reconstruido la coronación almenada y el adarve de la torre, basada en la existente en la torre próxima y de características similares de Ayanz; los elementos dañados en los muros y huecos de las fachadas, tanto interior como exteriormente, y acometido la limpieza y rejuntado con mortero de cal hidráulica. Finalmente, se han reabierto los huecos que estaban cerrados, instalado carpinterías de madera en puertas y ventanas exteriores; y dotado al edificio de las instalaciones y servicios adecuados para su uso.

Anuncios